Impulsar el ánimo

Estamos inmersos en una sociedad compleja llena de avatares y confusiones. El ser humano, vulnerable y expuesto a esta situación, no es ajeno en cuanto a su estado psicológico en sus decisiones a tomar durante su vida común ordinaria.
Los problemas que nos acucian en nuestro quehacer diario afectan a nuestra actitud y estado personal, emocional y anímico. Pero, ¿sabemos afrontar las contrariedades y dificultades que en la vida se nos presentan? ¿Nos han enseñado a gestionar nuestras emociones? ¿Por qué las desgracias afectan de diferente forma a las personas? Distintas preguntas ante un denominador común: la capacidad humana de experimentar emociones, comprensión y afecto por todo lo que nos sucede y rodea.
Si todos los problemas necesitan de un diagnóstico, análisis y puesta en marcha de solución, el ánimo en las personas es la fuerza necesaria para tomar acción y resolver en el transcurso de los acontecimientos con eficacia cualquier circunstancia que nos acontezca.
Hay cuatro patas, a modo de banco, claves para hacer frente al el desánimo: la energía, como fuente de transformación y positividad; el esfuerzo, como garante de la perseverancia ante las dificultades; la voluntad, como capacidad humana de coraje y decisión; y el valor, como cualidad de valentía ante adversidades, fatalidades o tristezas.
Impulsar el ánimo ante la desdicha y la infelicidad no es una tarea fácil de conseguir. Los contratiempos que nos proporciona la vida son, a veces, un revés difícil de superar. Pero todos estos tropiezos no dejan de ser infortunios incontrolables a los que nos debemos sobreponer para no caer en la infelicidad, en el fatalismo o en la percepción de un desastre sin solución.
Cualquier tragedia requiere un impulso del ánimo, un esfuerzo que nos aliente para crecer, nos aporte el coraje necesario de superación, la fuerza y el ímpetu que cualquier ser humano necesita en la predisposición para ser un poco más felices.
Impulsar el ánimo nos acerca a un estado emocional más positivo, nos da la fuerza moral y el brío necesario ante la tenacidad de nuestros actos como seres humanos.
El ánimo es parte de nuestra alma y condición como individuos, que nos hace sentir y mantenernos vivos. Por tal motivo, es imprescindible mantener un buen estado de vigor, ya que reflejará nuestras vivencias afectivas y emocionales en una sintonía apropiada y conveniente.
Una buena disposición de ánimo es el camino que conduce a un bienestar un poco más pleno, y nos hace ser y sentir internamente más creativos e imaginativos.
Impulsar el ánimo aumenta nuestro tono vital, va un paso más allá, y es indispensable ante el estudio de un problema y la búsqueda positiva de una salida ante cualquier desenlace que se nos presente u obstaculice.
Los obstáculos necesitan imaginación para combatirlos y ánimo para superarlos.
Impulsemos el ánimo como mejor respaldo y garantía de higiene mental de nuestros pensamientos y comportamientos rutinarios.
Alejemos los sentimientos desagradables que nos perturban y preocupan. Desterremos el mal humor, la irritabilidad y la tristeza se de nuestra mente. Demostremos nuestros sentimientos y hagamos que florezcan con naturalidad, sin problemas ni perjuicios.
Aparquemos la apatía, la melancolía y la pena como terapia personal de salud en la mejoría de nuestro estado psíquico, emocional y espiritual.
Si nuestro estado de ánimo es un termómetro de salud mental, dotémoslo de las condiciones necesarias que nos aporten el equilibrio, nos prevengan en nuestros procederes rutinarios y garanticen el ajuste psicológico imprescindible para tener una buena salud mental.
Impulsar el ánimo asegura nuestra energía vital y nos hace sentir mejor con nosotros mismos y con nuestro entorno.
Impulsémoslo como mejor aval de salud, vida y camino hacia la felicidad personal.
Es nuestro mejor baluarte y aliado.

Anuncios

Acerca de Lorente Andía

Reflexiones y análisis sobre el pensamiento humano y nuestra sociedad.
Esta entrada fue publicada en Sociedad y Humanismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s