Valores y liderazgo en la empresa

Las cualidades de un líder marcan y determinan el buen funcionamiento y desarrollo de toda organización, institución o empresa.
Si toda sociedad empresarial necesita de un guía que marque su filosofía, estrategia y plan de actuación a seguir. Es a través de su capital humano donde se ejercitan los procesos de funcionamiento de cualquier sociedad. Es por ello, que un líder profesa una influencia decisiva para bien o para mal en el desarrollo de una estrategia que busque un fin o meta concreta.
En toda empresa cada trabajador es un eslabón de una cadena; con una misión concreta que forman el nexo de unión de su maquinaria y motor de actuación.
Los valores de liderazgo de un líder no sólo requieren de su merito o aptitudes personales, sino de la capacidad de competencia y eficacia en su labor diaria. Unas virtudes de principios personales que conlleven: ética, tolerancia y empatía.
El líder justo es aquel que busca el entendimiento colectivo desde la comprensión y la razón. Y que sabe gestionar el talento de sus empleados, sus capacidades y aptitudes.
Todo guía u orientador en cualquier organización ha de buscar el incentivo de su capital humano a través de su crecimiento personal. Un líder con franqueza y veracidad que transmita seguridad y ánimo. Además de unos principios y fundamentos de comprensión y entendimiento hacia sus subordinados con equidad y respeto.
El líder eficaz ante los nuevos tiempos y las nuevas realidades empresariales debe buscar el entendimiento ante las dificultades y problemas del día a día.
No hay mejor líder en una empresa que aquél que impregna a su equipo humano de optimismo. Una ilusión por mejorar, crecer y dotar del aliento necesario como fuerza de voluntad para no caer en el estancamiento, la frustración ni la apatía.
Un buen liderazgo requiere de una visión positiva ante los problemas y una calidad humana en el trato que ejerza.
Los valores en el liderazgo son la fuerza y la energía que empapan el capital humano de una organización y crean calidad laboral en la empresa. Hablamos de un buen ambiente del grupo humano, su entorno y estado anímico de actuación en general.
Los liderazgos positivos alejan la negatividad de cualquier empresa. Son un acicate de fuerza y vigor personal que saben aprovechar las capacidades de sus empleados y potenciar su talento y aptitudes.
En los valores del liderazgo reside la razón de ser de una empresa y su capital humano. Debe ser el porqué de su existencia. El empuje para seguir luchando y la determinación e incentivo de mejora y cambio.
El valor de un líder se mide por su integridad personal, su honradez y rectitud en el ejercicio de sus actuaciones.
No hay virtud de liderazgo que no conlleve tranquilidad y sosiego. Tranquilidad a modo de aplomo y sosiego como moderación y prudencia.
Los valores en un líder han de ser un incentivo y acicate de su equipo humano. Un estimulo de trabajo y crecimiento. Aquel que dota de ánimo y confianza al buen ambiente laboral.
No hay mejor liderazgo en cualquier organización que aquél que no se convierte en una traba o impedimento de crecimiento y calidad laboral de su capital humano.
Un liderazgo con valores está basado en la sencillez. Sencillez como virtud en facilitar las cosas a su equipo que busca la naturalidad desde la espontaneidad sin perder las formas.
Los lideres afables generan humanidad. Aquella que es la esencia de las relaciones humanas y cualidad de sapiencia.
Los valores de un líder se ejercen desde el respeto y la atención. Desde la consideración del trabajo de sus empleados y la colaboración del líder con disposición y actitud.
Un liderazgo en valores busca aprovechar el talento de sus empleados, sus capacidades y aptitudes que son la base de su productividad y eficacia de empresa.
Los valores de un líder son el fundamento de cualquier orientador; su carta de presentación y su imagen propia.
Todas las empresas tienen su ADN particular. Por ello, han de buscar líderes que aporten eficacia, capacidad y honestidad. Eficacia a modo de efectividad y productividad. Capacidad como desarrollo en la empresa de su capital humano. Y honestidad como lealtad a la organización y a sus empleados.
Busquemos la calidad y la productividad de una empresa; su gestión del talento, ambiente laboral y crecimiento personal de sus empleados mediante liderazgos con valores. Aquellos que nos orienten y hagan mejores personas y mejores empresas.
Vayamos en busca de la excelencia empresarial.
Aceptemos el reto.

Acerca de Lorente Andía

Reflexiones y análisis sobre el pensamiento humano y nuestra sociedad.
Esta entrada fue publicada en Marketing y Empresa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s