Intereses políticos

Los partidos políticos hablan siempre de derechos sociales pero al final siempre se imponen sus fines políticos. Alejarse de los problemas reales de los ciudadanos y convertirse en una casta con privilegios especiales provoca la desafección y la falta de credibilidad que padecemos actualmente. Los intereses de unos pocos no pueden condicionar a una mayoria en su lucha por una sociedad más justa. Los individuos transforman las sociedades y la política a través de marcos y proyectos adecuados que han de ser un complemento en sus aspiraciones individuales y colectivas de mejora. Los intereses políticos debilitan a los partidos y se convierten en un obstáculo para el avance y desarrollo de las sociedades. Cuando en política las agendas vienen marcadas por: los sondeos, estados de opinión y estrategias de marketing electoral frente a los intereses de sus ciudadanos, la política pierde su razón de ser. No hay mejor política que aquella que busca más protagonismo de la sociedad y menos intervencionismo político. Anteponer los intereses políticos a los de la sociedad es no creer en ella. De los políticos depende y en sus manos está.

Anuncios

Acerca de Lorente Andía

Reflexiones y análisis sobre el pensamiento humano y nuestra sociedad.
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s